Las competencias son habilidades o destrezas socialmente aprendidas, no heredadas, específicas y observables. Cuando se hace referencia a las competencias, generalmente nos centramos en la persona. La mejor descripción de una competencia podría ser: una habilidad, rasgo o característica personal subyacente que conduce a un rendimiento superior o efectivo. 

Una habilidad implica tanto la intención como el comportamiento. La evaluación de competencias por lo general adopta la forma de un sistema de retroalimentación de 360​​º (es decir, de parte de los supervisores, compañeros, subordinados, amigos, familiares y otras personas significativas). Otros métodos incluyen entrevistas sobre incidentes críticos o sobre sucesos relacionados con algún comportamiento. Estos métodos más cualitativos requieren la creación de un libro de códigos de competencias para codificar las competencias en estas entrevistas. 

El desarrollo de competencias obedece a una progresión específica: primero, tras recibir los resultados de la retroalimentación de 360​​° (o de los códigos identificados en las entrevistas), las personas se dan cuenta de que no eran conscientes de su debilidad en algunas competencias (incompetencia inconsciente); luego toman conciencia de su debilidad en dichas competencias (incompetencia consciente).

Del libro del Profesor Simon Dolan: Liderazgo, Dirección y Coaching por Valores.

La Herramienta de Diagnóstico LeadershipbyValues está dirigida a Organizaciones que pretendan desarrollar un estilo de Liderazgo basado realmente en Valores con un método validado científicamente.